Amantes de la madera, llegamos a sus corazones