Cuando nos planteamos la decoración de nuestra casa muchas veces la vemos de una forma global. Es decir le damos un estilo a toda la casa en general, otras veces simplemente vamos adecuando las piezas que tenemos a los espacios que disponemos.

Hoy me quiero centrar en el dormitorio. Esta estancia tiene su propia peculiaridad. Muchas veces no nos damos cuenta de que es el lugar donde se realizan nuestros sueños, donde descansamos, donde debemos de reponer nuestras energías. Por lo tanta debemos de cuidar con mucho mimo su decoración.

Si vuestro estilo es clásico o romántico.
Nos puede gustar un estilo más ecléctico, donde mezclamos piezas de distintos estilos que pueden convivir dando una armonía a toda la estancia
Mi consejo es elijáis colores cálidos, no necesariamente tienen que ser claros.  Los colores oscuros si jugamos con la iluminación no tiene porque parecer más pequeña.
lo más importante es que cuando estemos dentro nos sintamos «acogidos» que nos den ganas de relajarnos. Los tonos tostados, tierras, azules o verdes, incluso los agrisados que quedan tan elegantes
La iluminación también es importante, aunque tengamos un punto de luz central en el techo para dar luz general, lo más adecuado es usar luces bajas que nos den más sensación de calidez.
Sea cual sea vuestro estilo, recordar que las pocas horas que pasemos en el dormitorio tienen que ser para reponernos del ritmo de vida tan rápido que llevamos, por lo que tenemos que sentir que descansamos solo con verlo.
Dulces sueños.

6 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *