Por fin puedo tener un momento para sentarme a contaros como transcurrió mi primer «directo» en Casa Decor, en una sola palabra «Agotador» pero bueno después de haberlo hecho una vez que alguien le interesa me pueden contratar para hacer bolos por toda España.
Bien,  pues este es el estado original del espacio – auditorio donde tenía que desarrollar el taller de muebles recuperados ofrecido por Canal Decasa
Primer problema que me encuentro, el estupendo espacio decorado por  Catherine Grenier y Claudia Bonollo y una fantástica mesa de diseñada por un prestigioso decorador francés. No podemos tocar nada y además tenemos que proteger de alguna manera toda la mesa para que no se estropee
Decidido el tema del taller «Trabajar con materiales recuperados» había que adecuar todo este espacio para que parecíera un taller de restauración.
Lo primero recubrir toda la mesa con un material aislante, poner un tablero de pino melís, sujeto con gatos antiguos oxidados y las patas las cubrimos con sacos antiguos de harina sujetos con sogas, el resto era ir acoplando  materiales
La mesa la decoré con piezas curiosas, unos candelabros que mi herrero tenía casi para tirar, abandonados y la pieza estrella de la mesa es una lámpara diseño propio, con ayuda de Enrique mi ebanista
 Todo surge cuando me encuentro con estas papeleras que pertenecían al antiguo Hotel Suecia de Madrid, hacía ya tiempo que tenía la idea de poder hacer algo con ellas y me parecía que como lámpara podría quedar muy bonitas
El siguiente paso era buscar un soporte, no podría ser muy grande porque necesitaba una lámpara de mesa, y rebuscando entre las piezas que tiene mi amiga y proveedora Irene, encontramos una pieza que podría haber sido de algún mueble o de una balaustrada, tendría que tener otra pieza de donde colgara la papelera para hacer de pantalla, seguimos rebuscando, ya sabéis que esto del síndrome de diógenes es muy común en nuestro entorno, y encontramos lo que sería parte de un perchero tipo Thonet
Fántástico, me cojo todos mis «tesoros» y me voy a ver a Enrique para que me ayudara a dar forma a todo esto y el resultado no pudo ser mejor, me parece una de las lámparas de sobremesa más bonitas que he visto
¿a que es una preciosidad? se podría pintar la base y hacer algún retoque más, pero así está preciosa
Esta lámpara la tenemos en venta por si alguíen está interesado y podemos hacer más, lo único es que las piezas no serían iguales a excepción de la papelera, porque son lámparas únicas y exclusivas,
 no puede haber dos iguales
Otra pieza maravillosa que hicimos para crear el ambiente de taller de restauración, pues un precioso biombo con unas contraventanas mallorquinas que son un verdadero lujo
Fijaros que preciosidad de contraventanas, además no quise ni tocar la pintura, quería que conservaran sus huellas del tiempo. Unimos cuatro hojas para hacer el biombo del que conlgamos un estupendo aplique y un pequeño grabado antiguo con un marco en pan de oro,
El resultado me encanta y además mi hija me ayudó a preparar unas guirnaldas de corazones hechas con papel de partituras
Al final con unas cuantas piezas añadidas de aquí y de allí, pura recuperación, conseguimos una agradable puesta en escena
En el próximo post os contaré las piezas que hicimos e incluso os puedo añadir un pequeño tutorial de cada una
La experiencia, positiva, muy positiva, pero agotadora

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *