Chus Cano Espacio Creativo

RECUPERAR LO QUE OTROS NO QUIEREN

¿Nos seguimos Leyendo?

inscríbete en nuestra lista de correo

Siempre he pensado que soy un poco «basurillas», en Madrid hay un servicio de recogida de muebles y trastos que pasa periódicamente por todos los distritos de la ciudad para recoger estas cosas que la gente deposita en los contenedores los días indicados en los portales, tu tienes además la posibilidad de llamar a un teléfono donde te informan de los distritos por donde están recogiendo esa semana.
Bien, yo cuando era soltera, me gustaba pasarme por ciertos distritos de la ciudad donde se supone que se tiran cosas interesantes y ciertamente rescaté algunas cosas de la basura, aunque me las tenía que ver con los «gitanos», profesionales de este tema, que llegan con su furgoneta, la paran en medio de la calle, bajan la mujer, los niños, la abuela y cojen todo lo que encuentran.
Cuando se hizo la remodelación del hotel Ritz, la gente esperaba a pie de contenedor para ver que se tiraba durante las obras.
Os dejo el enlace a una artículo publicado en un periódico digital de Madrid sobre este tema que a me parece muy curioso

http://www.madridiario.es/mdo/reportajes/reportajesmedioambiente/recogidamuebles-171005.php

Todo esto venía a cuento de que quería hablaros de lo que puede ser la transformación y posterior uso de muebles rescatados de la basura, tengo unos cuantos a los que les he dado diferentes tratamientos, pero me ha parecido curioso el caso de una estructura, posiblemente de un archivador antiguo, que recaté, pero como no tenía los cajones había que darle otra utilidad.
Esto es lo que me encontré, cuando llegué a casa se pensaban que me había vuelto loca pero yo ya veía lo que podía llegar a ser.
UNA LIBRERÍA
En eso se iba a transformar, primer paso; qué acabado le daba, podía ser de madera pero era un contrachapado malo pero malísimo, entonces en estos casos lo mejor es cambiar completamente el aspecto y me apeteció probar con algo muy llamativo, el pan de oro, todo el exterior de pan de oro.
El siguiente paso era decidir el interior, lo primero era hacer unas baldas que fueran apoyadas en las guias interiores donde debían de ir los cajones y todo esto tapizarlo.
Para el tapizado elegí una loneta, que es de lo más económico y fácil de pintar, si pintar.

El toque final era estampar toda la tela con la técnica del stencil y con un dibujo de una flor de lis dorada y como remate le puse unas patas redondas para darle todo el aspecto de una librería.

Y después de todo este proceso este fue el resultado
No parece asombroso como podemos utilizar aquello que otros no quieren.
En otros artículos me gustaría enseñaros otras trasformaciones de muebles recogidos de la basura.

Sigue explorando

Nuestro blog de decoración

El Blog de Deecoración de Chus Cano busca ser un pequeño rincón al que puedas acudir en busca de ideas. Queremos ser esa musa que ayude a encenderse a tu bombillita de las ideas.